Consiste en la recogida de la orina durante un período de 24 horas. Después de levantarse por la mañana, vacíe su vejiga y descarte esta orina. Anote la hora. Durante las siguientes 24 horas, recoja toda la orina en el contenedor que se le haya suministrado. Cuando hayan transcurrido las 24 horas, vacíe nuevamente su vejiga, añadiendo también esta orina al contenedor. Anote la hora. La orina recogida puede ya llevarse al laboratorio o a su doctor.


Este artículo fue modificado por última vez  26.02.2007