Alteración del equilibrio ácido-base en la que la sangre y los tejidos son más alcalinos de lo normal; se puede deber a hiperventilación, vómitos u otras situaciones que provoquen un aumento de los iones básicos o una disminución de los ácidos.


Este artículo fue modificado por última vez  31.01.2007