1) En diagnóstico molecular, proceso mediante el que se produce un aumento del número de copias de material genético (RNA, DNA) con el objetivo de producir cantidades suficientes para ser detectadas o cuantificadas.

2) Proceso a través del cual se incrementa el señal de detección de un sistema con el objetivo de mejorar la detección o cuantificación del analito de interés, como genes o fármacos. 

3) Cuando en una célula existe un número mayor al normal de copias de un gen o genes, como en las células tumorales, se dice que el gen está amplificado.


Este artículo fue modificado por última vez  25.10.2009