Extracción de una pequeña cantidad de tejido o fluido del organismo para su examen microscópico u otros análisis para establecer o confirmar la presencia de una enfermedad, su seguimiento o confirmar su curación. La muestra normalmente se obtiene por corte o aspiración con una aguja, de la zona de interés, aunque se pueden usar otros métodos e instrumentos, incluida la cirugia.


Este artículo fue modificado por última vez  26.02.2007