Tejido blando especializado localizado en el hueso. La médula ósea roja, abundante en los huesos de los niños así como en algunos huesos adultos (esternón y costillas), es esencial para la formación de glóbulos rojos maduros. La médula ósea amarilla, más común en adultos, se localiza en los extremos de los huesos largos.


Este artículo fue modificado por última vez  26.02.2007