Inflamación aguda o crónica de la piel, donde aparece rubor y escamas y se desarrollan ampollas y otras erupciones. Existen muchas causas, incluida alergia, enfermedades (por ejemplo: el eccema) e infecciones. El tratamiento depende de la causa.


Este artículo fue modificado por última vez  26.02.2007