Fármaco que estimula la producción y excreción de la orina. Se usa normalmente en el tratamiento del edema (acumulación de líquidos), la hipertensión y la insuficiencia cardíaca congestiva. Existen muchos tipos de diuréticos, como las tiazidas (por ejemplo: clorotiazida y hidroclorotiazida), diuréticos de asa (furosemida) y otros (espironolactona). Los diuréticos pueden tener efectos secundarios, principalmente desequilibrios electrolíticos (especialmente de sodio y potasio).


Este artículo fue modificado por última vez  26.02.2007