Acúmulo anormal de líquido en los espacios intercelulares, especialmente debajo de la piel o en cavidades preexistentes (por ejemplo: cavidad peritoneal) o órganos (por ejemplo: en los pulmones dando edema pulmonar). Entre las causas existe la cirugía, enfermedad cardíaca, fallo renal, cirrosis y alergia. El tratamiento depende de la causa pero a menudo se recurre a reposo, diuréticos y restricción de sal.

También conocido como: Hidrops, o tradicionalmente hidropesía.


Este artículo fue modificado por última vez  26.02.2007