Líquido filtrado en una cavidad del cuerpo como resultado de una lesión o inflamación; posee un contenido en proteínas superior al normal y muchas veces es de aspecto turbio, como resultado de un aumento del número de glóbulos blancos.


Este artículo fue modificado por última vez  11.01.2010