Situación en la que el resultado de una prueba indica que es normal o negativa cuando, en realidad, es anormal. Consideramos que una prueba es sensible cuando tiene muy pocos falsos negativos. Por el contrario una prueba que tiene mucho falsos negativos la considermaos poco sensible y por tanto no debería usarse para descartar patologías. Por ejemplo, un electrocardiograma puede ser relativamente insensible para algunas enfermedades cardíacas, ya que muchos pacientes con enfermedades coronarias, presentan un resultado normal o negativo.


Este artículo fue modificado por última vez  26.02.2007