La unidad básica de la herencia, compuesto generalmente de un fragmento de ADN.
Fragmento  de un cromosoma que se considera como una unidad de herencia y que codifica una cadena polipeptídica específica de una proteína.
En seres humanos y la mayoría de los animales los genes se presentan como alelos apareados. Estos pares de genes controlan rasgos hereditarios concretos y están situados en la misma posición para los dos cromosomas.

Este artículo fue modificado por última vez  26.02.2007