Forma particular de inflamación crónica; a menudo se forman uno o más nódulos que pueden afectar a la piel, ganglios linfáticos, pulmones, hígado, bazo u otros órganos. Los granulomas generalmente aparecen como respuesta a ciertos tipos de infección (especialmente a las micobacterias, como en la tuberculosis, y a los hongos) o a cuerpos extraños. Sin embargo, en algunas ocasiones no se conoce la causa, como en la sarcoidosis.


Este artículo fue modificado por última vez  11.01.2010