Enfermedad hemolítica del recién nacido


Proceso de destrucción de hematies (hemólisis) provocada por la presencia en la madre de anticuerpos contra los hematies del hijo. En algunos casos, la mujer crea estos anticuerpos contra estos antígenos, durante el parto, aunque también los puede haber creado anteriormente al recibir transfusiones de sangre. Cuando estos antígenos atraviesan la placenta, pueden atacar los glóbulos rojos del niño y provocarle la enfermedad hemolítica del recién nacido.

Con anticuerpos AB0 (del sístema de grupos sanguíneo AB0) o con aquellos que resultan de las transfusiones, esta enfermedad se puede dar en el primer embarazo. Con anticuerpos procedentes de la exposición a los glóbulos rojos del niño, como los del Rh o otros, esta enfermedad no afecta al primer niño pero puede afectar al siguiente.

La enfermedad hemolítica del recién nacido es un problema serio que puede obligar a una transfusión de sangre inmediata al niño para que sobreviva. Afortunadamente está situación es rara en la actualidad gracias al desarrollo de inmunoglobulinas Rh, una injección que recibe la madre en el momento adecuado durante o justo después del embarazo para evitar que desarrolle anticuerpos contra el Rh. También puede recurrirse a transfusiones para el recién nacido.


Este artículo fue modificado por última vez  26.02.2007