Presencia de una concentración de glucosa en sangre superior a los niveles normales, a menudo asociada a la diabetes mellitus pero puede también suceder en otras situaciones.


Este artículo fue modificado por última vez  26.02.2007