Disminución del aporte de sangre y como consecuencia de oxígeno a los tejidos, órganos (corazón, cerebro) u otra parte del organismo generalmente causada por una obstrucción o constricción de los vasos sanguíneos.


Este artículo fue modificado por última vez  28.06.2015