Combinación de procesos físicos y químicos en el organismo que aseguran la distribución de los nutrientes y permiten el desarrollo, la producción de energía y la eliminación de productos de desecho, entre otras funciones corporales. Existen esencialmente dos fases del metabolismo: anabolismo (o fase constructiva), durante el que se forman pequeñas moléculas a partir del proceso de digestión, usadas posteriormente para formar tejidos y órganos; y el catabolismo (o fase destructiva) durante el que moléculas complejas se destruyen para obtener energía.


Este artículo fue modificado por última vez  26.02.2007