Mide la capacidad de una prueba para excluir individuos que no tienen una determinada enfermedad. Cuanto más específica es una prueba, menos falsos positivos tiene.

.

Este artículo fue modificado por última vez  31.01.2007