En un laboratorio clínico, el título representa una unidad de medida. Normalmente hace referencia a la menor dilución de sustancia para la que se produce reacción. Suele expresarse como un cociente (por ejemplo, 1:20). Un suero con anticuerpos puede diluirse con suero salino de manera seriada obteniendo diluciones 1:5, 1:10, 1:20, 1:40, etc. Si la dilución más baja en la que se produce reacción entre el anticuerpo y el antígeno es la 1:20, esta dilución es la que se corresponde con el título de anticuerpos.


Este artículo fue modificado por última vez  20.12.2014