Situación grave en la que los productos tóxicos normalmente excretados por orina se acumulan en la sangre; suele ser consecuencia de enfermedad renal grave o de insuficiencia renal.


Este artículo fue modificado por última vez  20.12.2014