Sustancias que, en pequeñas cantidades, son necesarias para un correcto metabolismo, desarrollo y crecimiento del organismo. Éste no presenta capacidad para sintetizarlas (salvo raras excepciones) por lo que deben obtenerse de la dieta. La disminución o falta de alguna de estas vitaminas provoca determinadas enfermedades. Las vitaminas se clasifican como hidrosolubles (complejo de vitaminas B y vitamina C) y liposolubles (A, D, E y K).


Este artículo fue modificado por última vez  31.01.2007