Defecto o lesión en la piel o en las mucosas, por ejemplo del tracto gastrointestinal, consecuencia de un proceso inflamatorio, infeccioso o maligno; la úlcera péptica (estómago) y las úlceras bucales (chancros) constituyen algunos ejemplos.


Este artículo fue modificado por última vez  02.11.2014