Trastorno en el que las vías aéreas están dilatadas (o estiradas), que puede ser consecuencia de inflamaciones e infeciones recurrentes de estas vías; en consecuencia se desarrollan signos y síntomas como piel azulada, tos y sibilancias, y dificultad respiratoria.


Este artículo fue modificado por última vez  12.04.2015