Crisis convulsivas e incluso coma, que pueden ocurrir alrededor de la semana 20 de la gestación. Se asocia a hipertensión del embarazo y puede ser fatal en caso de no tratarse.


Este artículo fue modificado por última vez  07.06.2015