Enfermedad pulmonar crónica progresiva en la que los alvéolos (celdas pequeñas al final de los bronquiolos) están lesionados, y se pierde la elasticidad y la función de los pulmones. La persona afectada presenta dificultad respiratoria y a veces tos. Puede acabar afectando al corazón.


Este artículo fue modificado por última vez  07.06.2015