Microorganismos que viven sin causar daño en el organismo y que no causan enfermedad, a menos que las barreras normales de protección (piel, mucosas) estén comprometidas.


Este artículo fue modificado por última vez  14.05.2015