Estado caracterizado por una baja actividad de las glándulas paratiroides, con una producción reducida de PTH (hormona paratiroidea). Esta hormona regula los niveles de calcio y fosfato (fósforo) en sangre y los de calcio en hueso. Entre los signos y síntomas se incluyen hormigueo en dedos de manos y pies, dolores y espasmos musculares, cansancio, sequedad de piel, uñas quebradizas, dolores de cabeza, ansiedad y depresión.


Este artículo fue modificado por última vez  28.06.2015