Enfermedad o agente infeccioso que está presente en el organismo pero sin causar síntomas y/o multiplicándose activamente; la enfermedad puede progresar de una forma latente a una activa si el sistema inmunitario del individuo ya no es capaz de mantener la enfermedad o el agente infeccioso controlados.


Este artículo fue modificado por última vez  27.12.2014