Médico que diagnostica y caracteriza las enfermedades a través de la observación de los tejidos, sangre y otros fluidos de un individuo. Los patólogos trabajan en dos grandes áreas:

Anatomía patológica, consiste en el examen de las características físicas y las estructuras microscópicas de los tejidos. Los anatomopatólogos examinan biopsias y órganos extraídos por cirugía (patología quirúrgica) así como células recogidas por raspado o fluidos corporales (citología). También realizan autopsias para investigar la causa de una muerte (patología autópsica).

Patología clínica (anàlisis clínicos), se ocupa de la medida de componentes químicos de la sangre y otros fluidos biológicos (bioquímica), del análisis de las células (hematología), identificación de microorganismos (microbiología), y de la recogida, preparación y utilización de la sangre para transfusión (banco de sangre). Los patólogos clínicos dirigen los laboratorios que realizan estas pruebas y dan consejo a otros médicos sobre la importancia de los resultados de las pruebas.


Este artículo fue modificado por última vez  15.08.2015