También conocido como: Síndrome hemolítico urémico

Trastorno que puede poner en peligro la vida del afectado, consecuencia de la rotura (hemólisis) de un número importante de hematíes o eritrocitos y que puede ocasionar daño renal (uremia). Suele ser consecuencia de una infección del tracto gastrointestinal que se complica, ocasionada por algunas bacterias con capacidad para producir toxinas; estas toxinas pueden pasar a la sangre y causar la destrucción de los hematíes. El síndrome se asocia más frecuentemente a infecciones causadas por cepas de Eschericha coli productoras de shiga-toxina (STEC), aunque también puede ser consecuencia de infecciones por  Salmonella y Shigella, u otros microorganismos; incluso puede reconocer una causa no infecciosa.


Este artículo fue modificado por última vez  28.06.2015