Por norma general, cualquier sustancia que lesione, destruya o cause la muerte; específicamente, sustancia venenosa producida por células vivas (plantas o animales); también se pueden incluir en esta definición ciertos fármacos cuando se toman en cantidades excesivas y ciertos metales.


Este artículo fue modificado por última vez  25.01.2016