Fluido que se ha filtrado en una cavidad corporal debido a un desequilibrio entre la presión dentro de los vasos sanguíneos (que dirige el fluido hacia fuera) y la cantidad de proteína en la sangre (que mantiene el fluido en ella). Es un fluido claro con una concentración baja de proteínas y un número limitado de leucocitos.


Este artículo fue modificado por última vez  26.10.2015