El cribado de cáncer colorrectal debería comenzar a los 45 años


Cancer de colon

El cáncer colorrectal es la segunda causa más frecuente de muerte por cáncer en Europa, con una tasa de mortalidad de 215.000 europeos al año. En España, según los datos del último informe de la Sociedad Española de Oncología, fue el cáncer más frecuente en 2015 (teniendo en cuenta ambos sexos) con 41.441 casos nuevos diagnosticados en ese año. 

Parece claro que el cribado de cáncer colorrectal reduce la tasa de incidencia y mortalidad, ya que si se detecta a tiempo, se puede curar en hasta un 90% de los casos. Sin embargo, no hay unanimidad en cuanto al programa de cribado a seguir entre los diferentes países de Europa, ni sobre a las pruebas a realizar ni sobre las variables de participación. La mayoría de los programas europeos comienzan a una edad de entre 50 y 55 años, retrasándose hasta los 60 en algunos casos. En España, el programa de cribado se inicia a los 50 años con la detección de sangre oculta en heces que conlleva colonoscopia en caso de resultar positiva, pero hay desigualdades en cuanto al grado de implantación de este programa entre las diferentes comunidades autónomas.

Actualmente, 3 de cada 10 nuevos diagnósticos se realizan en personas menores de 55 años y las investigaciones más recientes apuntan hacia un incremento notable de casos en adultos jóvenes. En la 25ª edición de la United European Gastroenterology Week que tuvo lugar en Barcelona a finales de octubre, investigadores franceses de la Clínica París-Bercy presentaron un estudio que pone de manifiesto que a los 45 años se produce un aumento significativo en la frecuencia de lesiones en el colon y en la tasa de detección precoz de cáncer colorrectal, por lo que recomiendan que los cribados se inicien a esta edad.

Estos investigadores analizaron 6.027 colonoscopias y obtuvieron un aumento del 400% en la detección de neoplasias en el grupo de paciente de 45- 49 años de edad, respecto de los pacientes del grupo 40-44 años. Además, la tasa de detección a estas edades fue un 8% superior a la del grupo de edad de 50-54 años.

El número medio de  pólipos (crecimientos en el revestimiento interno de colon que no suelen ser cancerosos, aunque a veces sí lo son o pueden llegar a serlo si no se tratan) y la tasa de adenomas (proporción de individuos a los que se les detecta algún adenoma) detectados en el grupo de edad 45-49 años también fueron significativamente superiores (incrementos > 95%)  a los hallados en el grupo de 40-44 años. Estos incrementos no fueron tan elevados entre los grupos de 45-49 y 50-55 años (<20%).

Según el Dr. Kasenti, director del estudio, estos datos demuestran que hacia los 45 años se produce un aumento significativo en la frecuencia de lesiones colorrectales, sobre todo en la tasa de detección precoz de cáncer. Estos resultados se mantuvieron incluso después de excluir aquellos pacientes con historia familiar o personal de pólipos o cáncer. Por todo ello, su recomendación es comenzar los cribados de detección de cáncer de colon a los 45 años, independientemente de las pruebas de cribado que se utilicen.

Enlaces:

McNamara D. Evidence Backs Younger Screening for Colorectal Cancer. https://t.co/jclrcFgU4C

Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Las Cifras del cáncer en España 2017. http://bit.ly/2ktnxMR


Este artículo fue modificado por última vez  20.11.2017