Funciones vitales del Microbioma Humano


bacterias intestinales
 
El microbioma (conjunto de microbios que viven en el intestino humano) se ha estudiado hasta ahora por las técnicas convencionales, lo que tiene el problema de que solo algunas bacterias crecen en cultivo. Ahora, los científicos del Proyecto Microbioma Humano extraen todo el ADN y al secuenciarlo en masa empiezan a descubrir así las enzimas y rutas metabólicas que son importantes para los humanos, sobre todo para generar aminoácidos, los componentes de las proteínas. La composición de nuestras bacterias intestinales afecta a la maduración del sistema inmune humano, y es un factor relevante en el desarrollo de las enfermedades no solo gastrointestinales, sino también cardiovasculares. Sus relaciones con el cáncer y la diabetes están sometidas a investigación activa. 
 
El microbioma humano se ha revelado en los últimos tiempos como un colaborador necesario de nuestra química más fundamental.  Sin él, de hecho, no seríamos seres vivos autónomos. Nuestras bacterias nos ayudan a metabolizar (transformar) los componentes de la dieta que nosotros no sabemos digerir; sintetiza nutrientes y vitaminas esenciales para el funcionamiento de nuestras células (las vitaminas suelen ser coenzimas, o factores que las enzimas necesitan para su funcionamiento); y gestiona compuestos cuyas combinaciones afectan a la salud. El Proyecto Microbioma Humano es una iniciativa de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos, la locomotora de la investigación biomédica pública mundial.
 
Enlaces:
Proyecto microbioma humano: https://commonfund.nih.gov/hmp/index

Este artículo fue modificado por última vez  14.02.2017