Los ácidos grasos omega-3 también parecen ser eficaces para combatir el asma


salmon
Un estudio realizado por el Centro Médico de la Universidad de Rochester y publicado en el Journal of Clinical Investigation Insight ha demostrado queestos ácidos omega-3 derivados del pescado podrían ser también muy eficaces en el tratamiento del asma.
Este estudio, realizado sobre cultivos celulares de pacientes con asma, demostró que los ácidos omega-3 pueden reducir la producción de inmunoglobulina E (IgE), que son los anticuerpos que causan reacciones alérgicas y síntomas de asma, cuanto menos en pacientes con asma de carácter leve o moderado. Los pacientes con asma grave son tratados con corticosteroides orales, los cuales parecen bloquear este efecto beneficioso.

Richar P. Phipps y sus colaboradores habían demostrado previamente que algunos de los ácidos grasos contenidos en el pescado regulaban la función de los linfocitos B, células del sistema inmune que una vez diferenciadas dan lugar a las células productoras de IgE. A este respecto, cabe recordar que los pacientes con asma presentan un desequilibrio entre las moléculas que atenúan la inflamación frente a las que la promueven, como las IgE.
En esta ocasión investigaron el efecto de los ácidos omega-3 sobre la producción de IgE y otras moléculas causantes de asma en linfocitos aislados de 17 pacientes con asma y 17 voluntarios sanos. Comprobaron que estos ácidos causaron un descenso en la producción de IgE, especialmente notoria en los pacientes que no tomaban corticoides orales; en estos últimos, la eficacia de los ácidos grasos fue mucho menor.
No es la primera vez que se demuestran los beneficios de los ácidos omega-3 en el tratamiento del asma. Un estudio previo publicado a finales de diciembre de 2016 en el New England Journal of Medicine (NEJM) ponía de manifiesto que la exposición prenatal a aceite de pescado reducía el riesgo de sibilancias y asma en niños.
Los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 tienen muchos beneficios para la salud, ya que detienen la inflamación sin suprimir el sistema inmunológico. Estos ácidos grasos pueden encontrarse en el aceite de semilla de lino, en el salmón, el atún, las anchoas y las nueces.

Enlaces
• Bissgaard H et al. Fish Oil-Derived Fatty Acids in Pregnancy ang Wheeze and Asthma in Offspring. N Engl J Med 2016; 375:2530-9. http://bit.y/2hnUqsP
• Kim N et al. Corticosteroids inhibit anti-IgE activities of specialized proresolving mediators on B cells from asthma patients. JCI Insight. 2017;2(3):e88588. doi:10.1172/jci.insight.88588. http://bit.ly/2lFn5vi
 


Este artículo fue modificado por última vez  21.02.2017