¿Puedo tomar agua antes de un análisis de sangre?


Cuando hay que realizar un análisis de sangre, es posible que el médico le pida estar en ayunas entre 8 y 12 horas antes del examen. Pero, durante este ayuno, ¿se puede tomar agua?

Ayuno y agua
 

El ayuno previo al análisis de sangre es muy importante. Éste asegura que los resultados obtenidos sean fiables y que no se vean alterados por los alimentos ingeridos durante las últimas horas.

Se entiende por ayuno la ausencia de ingesta de alimentos sólidos o líquidos (excepto agua) después de la última comida habitual. Ello incluye también la ingesta de café, té, etc… (con o sin azúcar), caramelos, u cualquier otro tipo de alimento.

En cambio, durante el ayuno sí que se puede tomar agua, siempre y cuando sea en pequeñas cantidades. Si se toma en grandes cantidades, algunas determinaciones del hemograma (recuento de hematíes, hemoglobina, y otras) pueden verse alteradas por el incremento de volumen de líquido circulando.
 


Este artículo fue modificado por última vez  25.10.2016