Reducir la inflamación disminuye el riesgo de infarto


Cardiovascular
Los resultados de un trabajo presentado en el Congreso Europeo de Cardiología en Barcelona (2017), apoyan la teoría inflamatoria de la aterotrombosis, según la cual la inflamación constituye un factor de riesgo de accidente vascular (infarto, ictus etc.) independientemente del nivel de colesterol.

En este contexto, la inflamación se valora mediante la determinación de Proteína C Reactiva de alta sensibilidad (hsPCR).

Los autores realizaron un ensayo clínico en 10.061 pacientes con infarto agudo de miocardio (IAM) previo y niveles de hsPCR ≥ 2mg/L, siguéndolos durante 4 años. Todos ellos recibieron altas dosis de estatinas.

Los pacientes fueron distribuidos aleatoriamente en cuatro grupos. A los pacientes incluidos en uno de los grupos se les administró placebo y a los de los otros se les administró Canakinumab 50 mg, 150 mg o 300 mg por vía subcutánea cada tres meses. Canakinumab es un anticuerpo monoclonal dirigido contra la interleucina 1β. Como punto final principal se valoró el desarrollo de un IAM o accidente vascular cerebral (AVC) no fatales o bien la muerte por enfermedad cardiovascular.

Se observó que en los grupos tratados con dosis de 150 mg y 300 mg de Canakinumab el número de IAM, AVC y muertes cardiovasculares disminuía respectivamente en un 15% y 14% en relación al grupo tratado con placebo, y además se observó una reducción de un 30% en la necesidad de cirugía cardíaca.

Referencias:

Antiinflammatory Therapy with Canakinumab for Atherosclerotic Disease. Paul M Ridker,  Brendan M. Everett,  Tom Thuren,  et al. N Engl J Med 2017; 377:1119-1131 September 21, 2017 DOI: 10.1056/NEJMoa1707914


Este artículo fue modificado por última vez  20.10.2017