El valor del laboratorio en la enfermedad de Crohn


Enfermedad de ChronLa enfermedad de Crohn  es una enfermedad inflamatoria crónica con manifestaciones intermitentes que mayoritariamente afectan el tracto gastrointestinal y que está incluida en el grupo de enfermedades inflamatorias intestinales. Tiene una prevalencia de entre 60 y 150 casos por 100.000 personas.

La enfermedad de Crohn puede afectar a cualquier parte del tracto gastrointestinal desde los labios hasta el ano pero sobretodo afecta la parte final del intestino delgado y/o el colon.

Se ha realizado un estudio para demostrar la utilidad de los marcadores de inflamación intestinal (Calprotectina fecal y Proteína C Reactiva) en el seguimiento de la enfermedad de Crohn y en la toma de decisiones de tratamiento.

El estudio CALM se realizó en 74 hospitales y centros de salud de 22 países, y evaluó 244 pacientes adultos (18-75 años) con enfermedad de Crohn endoscópicamente activa.

Los pacientes se asignaron aleatoriamente en dos grupos de 122 pacientes cada uno, ambos grupos fueron tratados con el anti-TNF adalimumab. En un grupo el tratamiento se fue ajustando en función de la sintomatología clínica mientras que en el otro se tuvo en cuenta además  los resultados de los marcadores de inflamación (Calprotectina fecal y Proteina C Reactiva)

Se observó que en el grupo tratado en función de los marcadores, un 46% de los pacientes alcanzaron la curación de la mucosa en la semana 48 de tratamiento mientras que en el otro grupo el porcentaje de curación fue significativamente menor (30%).

Los autores remarcan la necesidad  del uso de ambos  marcadores de inflamación intestinal en el seguimiento del tratamiento de los pacientes con Crohn con adalimumab.

Bibliografía:

Effect of tight control management on Crohn’s disease (CALM): a multicentre, randomised, controlled phase 3 trial.

Colombel, J., Panaccione, R et al Lancet (oct. 2017)


Este artículo fue modificado por última vez  30.11.2017