También conocido como: infección por Bacillus anthracis, ántrax cutáneo, ántrax pulmonar o por inhalación, carbunco.

¿En qué consiste?

El ántrax consiste en una infección causada por la bacteria Bacillus anthracis. Las manifestaciones clínicas de la infección dependen de por donde se ha contraído la misma: manifestaciones cutáneas (en la piel), respiratorias (por inhalación) y gastrointestinales. Bacillus anthracis es un microorganismo que vive en el suelo, en forma de espora. Es resistente y puede permanecer en estado latente con vida durante muchos años. La bacteria infecta principalmente a los animales de pastoreo silvestres y domesticados, tales como vacas, ciervos, ovejas y cabras. Las personas pueden infectarse por contacto con animales o por manipulación de la piel, lana, cuero o carne de animales.

El ántrax es una enfermedad rara.

En el año 2001, y a raíz de que numerosos individuos se expusieron accidentalmente en Estados Unidos a esporas de la bacteria (detectadas en envíos por correo postal), se prestó una atención especial al ántrax. Desde entonces, se han puesto en marcha en los controles de aduanas diversas medidas para controlar ataques de tipo bioterrorista como sería el caso de las esporas de ántrax, con la finalidad de proteger tanto a trabajadores como a usuarios de los servicios aduaneros y postales.

En el año 2006 se registró un caso en un ciudadano de Nueva York que había estado expuesto al agente infeccioso a raíz de la importación de pieles de cabra para la fabricación de tambores tradicionales africanos.

Los casos del año 2001 parece que fueron intencionados y crearon controversia acerca del uso del ántrax como posible arma. Son muchos los países que han investigado y experimentado con el ántrax como arma biológica. El ántrax no se transmite ni contagia entre personas. Lo que convierte al ántrax en un arma potencialmente efectiva es su poder para causar infecciones mortales, siendo sus esporas suficientemente resistentes como para sobrevivir y asegurar su diseminación por distintos mecanismos. Estas características lo convierten en un arma potencial para los terroristas.

Siguiente
Este artículo fue modificado por última vez  04.07.2015