¿En qué consiste?

El síndrome de Cushing se caracteriza por una serie de signos y síntomas ocasionados por niveles anormalmente elevados de cortisol en sangre. El cortisol se produce en la parte más externa de las glándulas adrenales o suprarrenales, el córtex o corteza adrenal. Es una hormona esteroidea que participa en el metabolismo de proteínas y grasas y estimula la producción de glucosa en el hígado. Contribuye a reaccionar frente a situaciones de estrés físico y emocional, a regular la presión arterial, a controlar la inflamación y puede afectar a la función cardiovascular. Las glándulas adrenales se localizan en la parte superior de cada uno de los riñones. Forman parte del sistema endocrino, que está constituido por un conjunto de glándulas productoras de hormonas. La corteza adrenal produce hormonas esteroideas como el cortisol, la aldosterona y los andrógenos de origen adrenal, principalmente la dehidroepiandrosterona (DHEA).

version 1
Su producción está controlada por un mecanismo endocrino de retroalimentación (feedback) en el que participan las glándulas adrenales y el hipotálamo (una glándula situada en la parte inferior y central de cerebro). Cuando los niveles de cortisol disminuyen, el hipotálamo produce la hormona liberadora de la corticotropina (CRH). Ésta a su vez estimula a la hipófisis o glándula pituitaria, situada debajo del hipotálamo, para que empiece a secretar hormona adrenocorticotropa (ACTH). La ACTH estimula a las glándulas suprarrenales para que empiecen a sintetizar y liberar cortisol. Cuando los niveles de cortisol aumentan, la producción de CRH y de ACTH disminuye.

Algunas posibles causas del síndrome de Cushing, que es relativamente poco frecuente, son:

  • Tratamiento prolongado con glucocorticoides (síndrome de Cushing yatrogénico) - producido por fármacos químicamente similares al cortisol; por ejemplo antiinflamatorios como prednisolona prescritos en enfermedades como asma, artritis reumatoide, lupus y otras enfermedades inflamatorias. Este tipo de fármacos también se administra después de un trasplante de órgano para debilitar al sistema inmune y disminuir las probabilidades de que se produzca un rechazo del órgano
  • Enfermedad de Cushing - causada por un tumor pituitario (hipofisario) productor de un exceso de ACTH, que a su vez estimula a la glándula suprarrenal para que produzca cortisol. La enfermedad de Cushing representa alrededor de un 40% de los casos de síndrome de Cushing. Constituye la causa más frecuente de exceso de producción de cortisol por las glándulas adrenales (cortisol endógeno)
  • Sobreproducción primaria de cortisol por las glándulas adrenales debido a un tumor suprarrenal o a una hiperplasia suprarrenal
  • Tumor localizado en alguna otra parte del organismo como páncreas, pulmón o glándula tiroides, que es productor de ACTH (producción ectópica de ACTH, no en la hipófisis)

Si bien el síndrome de Cushing puede afectar a todo el mundo, es más frecuente entre los 20 y 50 años de edad, y más común en mujeres que en varones (relación de 3 a 1). Aunque más raramente, también se da en personas con una mutación genética hereditaria como la neoplasia múltiple endocrina de tipo 1 o MEN-1, que aumenta el riesgo de desarrollar tumores en cualquier parte del sistema endocrino, incluyendo tumores hipofisarios y adrenales. Las personas obesas y con diabetes de tipo 2, presentan mayor riesgo de desarrollar síndrome de Cushing si no se realiza un correcto control de la glucosa.

Siguiente
Este artículo fue modificado por última vez  17.05.2014