También conocido como: tiroiditis crónica, tiroiditis autoinmune

¿En qué consiste?

La tiroiditis de Hashimoto constituye la forma más común de inflamación de la glándula tiroides (tiroiditis) y la causa más frecuente de hipotiroidismo. La tiroiditis de Hashimoto es consecuencia de un trastorno autoinmune en el que acontece un ataque de la glándula tiroides por parte del propio sistema inmune del individuo. La glándula tiroidea es una glándula con forma de mariposa situada por delante de la tráquea. Produce las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), y juega un papel importante en el control del metabolismo del organismo. En la tiroiditis de Hashimoto la glándula aumenta de tamaño (bocio) y adquiere una consistencia más bien firme y gomosa, aunque no suele ser dolorosa. El tejido de la glándula tiroidea va siendo destruido progresivamente por los linfocitos (tipo de glóbulos blancos de la sangre) que van infiltrando la glándula y por uno o varios tipos de autoanticuerpos. Esto provoca una disminución progresiva de la producción de hormonas tiroideas.

Se estima que entre 1 y 50 individuos de cada 1.000 desarrollarán esta enfermedad en algún momento de la vida. Se da más en mujeres de mediana edad y a partir de los 40 años, aunque puede afectar a cualquier persona indistintamente de la edad y del sexo. Puede ocurrir en personas con antecedentes familiares de trastornos tiroideos o con otras enfermedades autoinmunes, especialmente diabetes tipo 1 o insuficiencia suprarrenal.

Siguiente
Este artículo fue modificado por última vez  28.07.2012