El hipotiroidismo es un tipo de enfermedad tiroidea. Se define por la existencia de  muy poca cantidad de hormonas tiroideas. Implica enlentecimiento de distintas funciones del organismo y entre los síntomas se incluyen ganancia de peso, sequedad de la piel, estreñimiento, intolerancia al frío, piel hinchada, pérdida de peso, fatiga y en mujeres irregularidades menstruales. Existe una forma severa de hipotiroidismo, el mixedema, que en caso de no tratarse puede producir insuficiencia cardíaca, convulsiones y coma. En los niños, el hipotiroidismo puede impedir el crecimiento y retardar el desarrollo sexual; en bebés, puede ocasionar retraso mental. Por este motivo, en los programas de cribado neonatal se incluye el hipotiroidismo ya que si se detecta precozmente y se trata adecuadamente las lesiones a largo plazo se minimizan.

Si desea más información, refiérase a Enfermedades tiroideas.


Este artículo fue modificado por última vez  02.12.2012