También conocido como: EII, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa

¿En qué consiste?

Se conoce por enfermedad inflamatoria intestinal a un conjunto de trastornos crónicos que se caracterizan por hinchazón (edema) y lesiones en la mucosa del tracto intestinal, cuya gravedad varía según la persona afectada y el momento de la enfermedad. Periodos de enfermedad activa se pueden alternar con periodos de remisión. Durante una crisis, la persona sufre diversos brotes de diarrea acuosa y/o sanguinolenta, dolor abdominal, pérdida de peso y fiebre. Entre las crisis los síntomas normalmente disminuyen. Muchas personas pueden estar mucho tiempo en remisión antes de que se produzca otra crisis.

La causa de la EII no se conoce, pero estas enfermedades suelen deberse a procesos autoinmunes que se desencadenan por una predisposición genética, una enfermedad vírica y/o un factor medioambiental. La EII afecta a ambos sexos por igual y aparece más frecuentemente en individuos caucásicos que viven en ciudades industrializadas. Las EII más frecuentes son la enfermedad de Crohn (EC) y la colitis ulcerosa (CU). Se dan a cualquier edad, aunque la mayoría se diagnostican entre los 15 y 35 años de edad, y un pequeño grupo entre los 50 y 70 años. Además de los síntomas gastrointestinales, los niños afectos de EC o CU pueden sufrir alteraciones en el desarrollo o retraso en el crecimiento. Las personas diagnosticados en su juventud también tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon a lo largo de su vida.

La enfermedad de Crohn puede afectar a cualquier parte del tracto gastrointestinal desde los labios hasta el ano pero sobretodo se encuentra en la parte final del intestino delgado (íleo) y/o en el colon (intestino grueso). En la EC, el intestino grueso se afecta de forma parcheada con zonas sanas intercaladas. La inflamación puede penetrar profundamente en los tejidos del intestino y del colon formando úlceras y fístulas, túneles a través del intestino que permiten que sustancias de desecho vayan hacia otras áreas. Otras complicaciones de la EC incluyen obstrucciones intestinales, anemia por sangrado de los tejidos e infecciones. Según la Crohn's & Colitis Foundation of America, entre dos tercios y tres cuartas partes de las personas con enfermedad de Crohn requerirán cirugía, tanto para eliminar secciones dañadas del intestino o del colon como para solucionar una obstrucción o una fístula.

La colitis ulcerosa en un principio sólo afecta a la mucosa del colon. Aunque los síntomas pueden ser similares a los de la EC, la inflamación tisular en la CU es contínua y normalmente empieza en el ano y se extiende hacia el colon. La CU se presenta más frecuentemente con diarrea sanguinolenta. La complicación más grave de la CU es el megacolon tóxico, que es una complicación aguda, rara y grave en la que una sección del colon se paraliza. Las heces no se mueven, por lo que se acumulan y dilatan el colon. Esto causa dolor abdominal, fiebre y debilidad y puede ser mortal si no se trata.

Siguiente
Este artículo fue modificado por última vez  01.01.2013