También conocido como: ARJ, Artritis juvenil idiopática, AJI

¿En qué consiste?

La artritis reumatoide juvenil (ARJ), también conocida como artritis juvenil idiopática, es el tipo más común de artritis en niños. Se define por la presencia de artritis persistente durante un mínimo de 6 semanas en una persona menor de 16 años de edad, y se caracteriza por inflamación, dolor, hinchazón, enrojecimiento y rigidez de las articulaciones. La ARJ puede dañar las articulaciones e incluso puede producir problemas en el desarrollo. Además puede afectar a órganos internos causando inflamación así como a los ojos, causando uveítis.

Se cree que la ARJ es un trastorno autoinmune. A pesar de que se piensa que puede existir un factor hereditario que predisponga a la enfermedad, se cree que seguramente es necesario un factor desencadenante para hacer que la ARJ se manifieste. Como no se han identificado los posibles factores desencadenantes a menudo se habla de artritis juvenil idiopática (AJI).

Los sistemas de clasificación de la ARJ son variables aunque se suelen incluir los siguientes tipos principales:

  • Pauciarticular (oligoartritis) - representa aproximadamente el 50% de todos los casos de ARJ siendo el número de articulaciones afectadas de cuatro o menos y normalmente rodillas o muñecas; se asocia a inflamación ocular
  • Poliarticular - se afectan como mínimo cinco articulaciones, especialmente de dedos de manos y pies; se subdivide a su vez en dos tipos en función del factor reumatoide (FR), positivo o negativo. La forma con FR negativo afecta más a chicas que a chicos. La forma con FR positivo se comporta como la artritris reumatoide del adulto.
  • Sistémica - es la forma menos común de ARJ; se afectan varias partes del organismo, tanto articulaciones como órganos internos. Los niños con este tipo de ARJ pueden tener fiebre y erupciones frecuentes, aunque aparecen y desaparecen rápidamente.
  • Artritis psoriásica - asociada a la psoriasis cutánea
  • Artritis asociada a entesitis - se afectan las extremidades inferiores y la columna vertebral
  • Artritis indiferenciada - artritis que no encaja en ninguna de las categorías anteriores, o que cumple criterios de más de una de las categorías

Los síntomas varían con frecuencia incluso en cada niño; además, la enfermedad cursa con brotes y remisiones. En algunos niños los síntomas persisten y en otros desaparecen para siempre. Los síntomas incluyen rigidez matutina, cojera, reticencia a movilizar la articulación afectada, dolor e hinchazón articular. Además los niños pueden presentar fiebre intermitente, erupciones, hinchazón de los ganglios linfáticos y en algunos casos afectación del hígado, bazo y más raramente, pulmones.

La ARJ puede asociarse a complicaciones oculares como uveítis y problemas relacionados con el desarrollo de la articulación. La enfermedad puede provocar que la articulación afectada se desarrolle demasiaso rápido o bien demasiado lentamente, de tal modo que un brazo o una pierna podrían ser más cortos o largos que los otros. También puede darse un desarrollo irregular dentro de una misma articulación e incluso una alteración del desarrollo en general.

Siguiente
Este artículo fue modificado por última vez  25.05.2014