¿En qué consiste?

La menopausia es un proceso que forma parte del envejecimiento natural de la mujer. Es la época de la vida de una mujer en la que finaliza la menstruación y ya no se pueden tener hijos. Puede aparecer a cualquier edad a partir de los 35 años, aunque lo normal es que se inicie a finales de los cuarenta o principios de los cincuenta. Durante la etapa fértil de la mujer, las hormonas FSH, LH, estradiol (un tipo de estrógenos) y progesterona interactúan entre ellas de manera cíclica mensual con la finalidad de propiciar el desarrollo y posterior liberación de un óvulo de los ovarios, conduciendo todo ello a la regulación mensual del período menstrual o bien al inicio de un embarazo. Cuando la mujer se acerca a la menopausia, la producción cíclica de estradiol y progesterona por los ovarios disminuye y deja de ser consistente.

El cambio hacia la menopausia recibe el nombre de transición menopáusica o perimenopausa. Durante este período de tiempo las hormonas pueden fluctuar mes a mes, de manera que las menstruaciones y la ovulación empiezan a ser irregulares. Algunos meses puede aparecer el periodo, pero también pueden pasar varios meses sin él. Es importante recordar que, aunque no es muy probable, durante este tiempo la mujer todavía puede quedarse embarazada.

Se considera que se ha alcanzado definitivamene la menopausia cuando la mujer no ha presentado menstruación durante doce meses. En este momento, el ovario ha dejado de producir estradiol y progesterona, no se producen ovulaciones y la mujer no puede ya quedarse embarazada. A pesar de que este proceso forma parte del proceso de envejecimiento normal, es importante tener en cuenta ciertos aspectos asociados a la menopausia y al estilo de vida de una mujer post-menopáusica y relacionados con la salud:

  • La disminución de los niveles de estrógenos puede conducir a un aumento del riesgo de osteoporosis
  • La variación en los niveles de estrógenos puede constituir un factor contribuyente al desarrollo de enfermedad cardiovascular
  • Los tejidos que conforman la vagina se adelgazan (se atrofian) lo que suele provocar irritación crónica, sequedad vaginal y mayor susceptibilidad a las infecciones
  • La disminución de los niveles de estrógenos se asocia a una disminución de la producción de colágeno y elastina, dos proteínas responsables de la manutención de la integridad cutánea. A medida que disminuyen los niveles de estas proteínas, la piel se va adelgazando, se vuelve más seca y más susceptible a lesiones

La menopausia es fisiológica (natural) cuando la mujer envejece pero puede aparecer por otras causas. La menopausia quirúrgica aparece a consecuencia de la extirpación de los ovarios, para tratar un cáncer o en el curso de una histerectomía (se extirpa el útero). La extirpación quirúrgica conlleva la falta de producción hormonal, y por lo tanto, aparecerán los signos y síntomas propios de la menopausia al cabo de poco tiempo. También puede existir una menopausia como resultado de una exposición excesiva a agentes radioterápicos o quimioterápicos, a consecuencia de trastornos de la hipófisis o en mujeres con un estado de salud muy precario o deficitario.

Anteriormente se decía que una mujer alcanzaba una menopausia prematura si los síntomas y signos aparecían antes de los 40 años de edad. Actualmente se dice que estas mujeres presentan una insuficiencia ovárica prematura o una insuficiencia ovárica primaria. Es posible que algunas de estas muejres lleguen a quedarse embarazadas.

Siguiente
Este artículo fue modificado por última vez  06.04.2013