También conocido como: cáncer de pulmón de células pequeñas, cáncer de pulmón de células no-pequeñas

¿En qué consiste?

El cáncer de pulmón aparece por un crecimiento descontrolado de células anómalas originadas en el pulmón. Habitualmente afecta a las células situadas en los conductos por donde circula el aire. Estas células anómalas no siguen el curso normal de desarrollo, división y muerte de las células normales, sino que se replican sin control alguno, formando a menudo una o varias masas celulares (tumores). Los tumores pueden crecer tanto que afectan al tejido pulmonar sano e interfieren en el mecanismo de la respiración. El cáncer de pulmón puede diseminarse (metastatizar) más allá de los pulmones, hacia ganglios linfáticos cercanos, tejidos u otros órganos.

Sistema respiratorio ES RED

Los pulmones forman parte del sistema respiratorio y se localizan en el tórax, en el interior de la caja torácica (delimitada por las costillas), por encima del diafragma. Al inhalar, el aire entra en los pulmones y circula por conductos de diámetro decreciente conocidos como bronquios y bronquiolos. Estos conductos permiten que el aire llegue a unas estructuras pulmonares en forma de saco (alvéolos) en las que el oxígeno del aire se desplaza hacia la circulación sanguínea; de manera similar, el dióxido de carbono producido por el metabolismo, se desplaza desde la sangre hacia el pulmón para ser así exhalado. Cualquier enfermedad pulmonar que interfiera en este proceso de intercambio, como por ejemplo el cáncer de pulmón, repercute sobre la cantidad de oxígeno disponible y afecta secundariamente a órganos y tejidos del organismo.

Según la American Cancer Society (ACS), el cáncer de pulmón constituye la segunda causa más frecuente de cáncer en la población (por detrás del cáncer de piel), siendo la primera causa de muerte por cáncer. Cada año mueren más personas por cáncer de pulmón que por cáncer de mama, cáncer de próstata y cáncer de colon, combinados. Cualquier persona puede desarrollar un cáncer de pulmón aunque es más probable que afecte a mayores de 65 años.

Entre los factores de riesgo de desarrollo de cáncer de pulmón se incluyen:

  • Fumar - se estima que cerca de un 80% de las muertes por cáncer de pulmón están asociadas al tabaco. Cuanto más tiempo se fume y a mayor consumo, mayor es el riesgo. El hecho de ser un fumador pasivo también aumenta el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.
  • Exposición al radón - constituye una causa común de cáncer de pulmón en no fumadores; el radón es un gas radioactivo incoloro e inodoro que puede encontrarse en el suelo y que puede acumularse en algunos hogares.
  • Exposición al asbesto - puede hacer aumentar el riesgo de cáncer de pulmón. El asbesto se asocia más comúnmente a mesotelioma, un tipo de cáncer menos frecuente que afecta a las membranas que actúan como recubrimiento de la caja torácica y del abdomen. La mayor parte de casos (70% - 80%) de mesotelioma se detecta en personas que por motivos profesionales han estado en contacto con el asbesto, especialmente en el sector de la construcción de inmuebles, de la automoción y de las industrias relacionadas con la ignifugación.
  • Exposición a sustancias causantes de cáncer (carcinógenas) - como arsénico o cromo (a menudo por motivos profesionales).
  • Radioterapia - a consecuencia de un tratamiento previo de otro tipo de cáncer.
  • Historia personal o familiar de cáncer de pulmón.

El cáncer de pulmón se inicia en alguno de los tipos de células que existe en el pulmón. Se piensa que la mayor parte de casos es atribuible a alteraciones genéticas adquiridas o mutaciones en el ADN que llevan a la producción de una proteína anómala que o bien promueve el desarrollo descontrolado de las células o bien inhibe su muerte natural.

Los cánceres que se diseminan desde alguna otra parte del organismo hacia el pulmón, como el cáncer de mama, no se consideran cáncer de pulmón, y además reciben un tratamiento distinto.

Existen dos categorías principales de cáncer de pulmón: el cáncer de pulmón de células pequeñas y el cáncer de pulmón de células no-pequeñas. Estos cánceres se diferencian en función del tamaño, la forma y las características de las células que los conforman. Existen sin embargo otros tipos de cáncer de pulmón menos frecuentes.

Siguiente
Este artículo fue modificado por última vez  22.02.2015