También conocido como: Hiperparatiroidismo, hipoparatiroidismo, cáncer de paratiroides

Glándulas paratiroideas

Normalmente existen cuatro glándulas paratiroideas. Estas glándulas son pequeñas y están localizadas cerca de la glándula tiroides, en la base de la garganta. Las glándulas paratiroideas producen la hormona paratiroidea (PTH), que es una hormona que regula la cantidad de calcio en sangre.

El calcio es un mineral esencial para un correcto funcionamiento de músculos, nervios y corazón. Es un elemento que juega un papel imprescindible en el proceso de la coagulación de la sangre y en la formación de los huesos. El 99% del calcio del organismo se localiza en huesos y dientes, y prácticamente el 1% restante circula por la sangre. Cada día, el organismo pierde pequeñas cantidades de calcio que se filtran por el riñón y se excretan por la orina.

La PTH regula las concentraciones de calcio a través de un mecanismo de retroalimentación en el que también participa el fósforo y la vitamina D. Tanto fósforo como calcio intervienen en distintas funciones del organismo. La mayor parte del fósforo se une al calcio para garantizar la correcta formación de hueso y dientes. La vitamina D promueve la absorción de calcio a nivel intestinal.

La función de las glándulas paratiroideas es la de asegurar que la concentración de calcio en sangre se mantiene dentro de unos márgenes relativamente estrechos. Cuando el nivel de calcio en sangre disminuye, las glándulas paratiroideas producen y secretan PTH, y ésta actúa a tres niveles para conseguir que la concentración de calcio en sangre vuelva a aumentar:

  • Actúa en el riñón disminuyendo la excreción de calcio por la orina, a la vez que favorece la eliminación de fosfato
  • Estimula los riñones para que conviertan la forma inactiva de la vitamina D en una forma activa; en consecuencia, la cantidad de calcio absorbida en el intestino aumenta
  • Promueve o favorece la liberación de calcio desde el hueso, hacia la sangre

A medida que aumenta la concentración de calcio en sangre, la producción de PTH por parte de las glándulas paratiroideas disminuye. Este sistema de retroalimentación asegura que la concentración de calcio en sangre se mantenga de una forma bastante estable.

Siguiente
Este artículo fue modificado por última vez  05.04.2015