También conocido como: sangre en la orina

¿En qué consiste?

Hematuria significa presencia de sangre en la orina. A pesar de que no constituye un hallazgo normal, no es infrecuente. Para la persona que la presenta puede ser molesta o preocupante aunque no tiene por qué ser alarmante. La hematuria no es una enfermedad sino que se trata de un signo y un indicador de que se debe investigar lo que puede estar sucediendo para determinar la causa de la emisión de sangre por la orina.

En la orina, la sangre puede ser visible a simple vista o puede estar en cantidades tan pequeñas que sólo se detecten al realizar un urianálisis por algún otro motivo. La orina suele ser clara y con una coloración amarillenta más o menos intensa en función de la concentración de la orina. Frecuentemente, el color de la orina se modifica si existe presencia de sangre en ella, aunque no necesariamente adquiera una coloración rojiza.

  • La hematuria visible hace que la orina tome un color rosado, rojizo, o similar al del té o la coca-cola. Ocasionalmente pueden existir coágulos de sangre o pueden verse caer gotas de sangre al orinar
  • La hematuria microscópica (no visible a simple vista) no altera la coloración normal de la orina

Muchas de las causas de hematuria suponen afectación del tracto urinario, que consiste de dos riñones, dos uréteres, una vejiga y una uretra.

  • Los riñones van produciendo orina a medida que van filtrando los desechos de la sangre
  • La orina se desplaza desde los riñones hacia los uréteres y alcanza así la vejiga, donde queda almacenada hasta que no se vacía por la uretra durante la micción

Existen sin embargo varias situaciones que afectan a otros tejidos u órganos y que pueden producir una hematuria.

Siguiente
Este artículo fue modificado por última vez  14.03.2015