También conocido como: Proteínas en orina; Albuminuria

¿En qué consiste?

La proteinuria es un trastorno caracterizado por la presencia de una cantidad de proteínas en orina superior a la normal. Generalmente se asocia con la presencia de alguna otra enfermedad o anomalía, pero en ocasiones puede observarse en individuos sanos.

El plasma, la porción líquida de la sangre, contiene diferentes tipos de proteínas. Una de las funciones de los riñones es la de mantener las proteínas en el plasma, evitando que se eliminen, junto con los productos de desecho, durante la producción de orina. Existen dos mecanismos principales que impiden el paso de proteínas a la orina:

  1. Los glomérulos proporcionan una barrera que mantiene la mayoría de las proteínas plasmáticas de tamaño más grande en el interior de los vasos sanguíneos
  2. Las proteínas de pequeño tamaño se reabsorben casi en su totalidad por los túbulos

La proteinuria generalmente ocurre cuando existe un daño a nivel de los glomérulos o túbulos. La inflamación y/o cicatrización de los glomérulos pueden permitir que cantidades importantes de proteínas, y en ocasiones de hematíes, se filtren en la orina. Por otra parte, un daño en los túbulos puede evitar que las proteínas sean reabsorbidas. También se puede presentar proteinuria cuando existe una cantidad muy elevada de proteínas de pequeño tamaño en sangre, y los túbulos son incapaces de reabsorberlas todas.

En individuos sanos, la proteinuria puede ser temporal o persistente. Puede estar asociada a estrés, ejercicio, fiebre, tratamientos con ácido acetilsalicílico (aspirina), y exposición al frío. Algunas personas liberan mayor cantidad de proteínas en orina cuando están de pie que cuando están acostadas (proteinuria ortostática), aunque es muy poco frecuente a partir de los 30 años. Sin embargo, concentraciones detectables de proteínas en orina generalmente indican la presencia de una enfermedad o condición subyacente que requiere su estudio para poder llegar a determinar la causa de la proteinuria.

La causa más común de proteinuria es el daño renal como consecuencia de:

  • Diabetes – la proteinuria es uno de los primeros signos de deterioro de la función renal en personas con diabetes de tipo 1 y 2
  • Hipertensión – la presencia de proteinuria en una persona con la presión arterial alta también es el primer signo de deterioro de la función renal

Otras causas de daño renal que pueden causar proteinuria son:

Otras condiciones que pueden causar proteinuria incluyen:

  • Destrucción de hematíes y liberación de la hemoglobina hacia la sangre (hemólisis intravascular)
  • Preeclampsia – durante el embarazo se evalúa la presencia de proteínas en orina, puesto que su presencia está asociada a preeclampsia (también conocida como toxemia del embarazo). La preeclampsia es un trastorno específico del embarazo que se caracteriza por un aumento de la presión arterial y la presencia de cantidades importantes de proteínas en orina. Los síntomas que se presentan pueden incluir edema (hinchazón), náuseas y dolores de cabeza. En raras ocasiones se producen síntomas graves como convulsiones. La preeclampsia puede resultar peligrosa tanto para la madre como para el bebé.
  • Mieloma múltiple (cáncer de las células plasmáticas) – puede presentarse proteinuria como consecuencia de un exceso de proteínas en sangre, que pasan hacia la orina (proteína de Bence-Jones). Las proteínas de Bence-Jones se componen de una cadena ligera de inmunoglobulina anormal (kappa o lambda) producida por las células plasmáticas monoclonales. Todas las inmunoglobulinas están formadas por cuatro cadenas de proteínas, dos cadenas ligeras y dos cadenas pesadas. Las proteínas de Bence-Jones están formadas únicamente por cadenas ligeras, y su presencia en orina, junto con la presencia de otros síntomas, es generalmente diagnóstica de Mieloma múltiple.

Siguiente
Este artículo fue modificado por última vez  20.02.2016