Médula ósea

También conocido como: Análisis de la médula ósea
Nombre sistemático: Aspirado de médula ósea; Biopsia de médula ósea
Pruebas relacionadas: Extensión de sangre, Fórmula leucocitaria, Hematocrito, Hemoglobina, Hemograma, Plaquetas, Reticulocitos

¿Por qué hacer el análisis?
Para evaluar la cantidad y el aspecto de los precursores de las células de la sangre presentes en la médula ósea; para evaluar la estructura fibrosa del hueso; como ayuda para investigar y diagnosticar una enfermedad que afecta la médula ósea o la producción de células sanguíneas.

¿Cuándo hacer el análisis?
Cuando una persona presenta una anemia sin que se halle ninguna causa aparente; cuando se presenta o se sospecha de la presencia de algún trastorno o un cáncer que esté afectando la producción de las células de la sangre; a veces, cuando se intenta hallar la causa de una fiebre de origen desconocido, especialmente si se trata de un individuo inmunocomprometido.

¿Qué muestra se requiere?
Una muestra de médula ósea obtenida principalmente de hueso de la cadera (pelvis); a veces se obtiene la muestra del esternón en adultos o de la tibia (espinilla) en niños.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?
Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.


Este artículo fue modificado por última vez 02.02.2015