Velocidad de sedimentación globular

También conocido como: VSG, velocidad de sedimentación eritrocitaria
Nombre sistemático: Velocidad de sedimentación globular
Pruebas relacionadas: ANA, Factor Reumatoide, Proteína C reactiva

¿Cómo se utiliza?
¿Cuándo se solicita?
¿Qué significa el resultado?

¿Hay algo más que debería saber?

¿Cómo se utiliza?
La velocidad de sedimentación glubular (VSG) es una prueba sencilla, barata e inespecífica utilizada durante muchos años para detectar inflamación asociada a infecciones, cánceres y enfermedades autoinmunes.

Se dice que la VSG es inespecífica porque sus aumentos no indican al médico el lugar exacto del organismo donde se localiza la inflamación ni su causa y también porque otras situaciones, además de la inflamación, pueden también aumentar la VSG. Por este motivo, la VSG se utiliza característicamente junto con otras pruebas como la proteína C reactiva.

La VSG es útil para diagnosticar ciertas enfermedades inflamatorias específicas, como la arteritis de la temporal, las vasculitis sistémicas y la polimialgia reumática.

También se utiliza la VSG para monitorizar la actividad y la respuesta al tratamiento en las enfermedades citadas anteriormente así como en el lupus eritematoso sistémico.

[Volver]

¿Cuándo se solicita?
Puede solicitarse la VSG cuando se sospecha que una enfermedad puede ocasionar una inflamación en alguna parte del organismo. Existen muchos trastornos inflamatorios que pueden sospecharse mediante la utilización de esta prueba. Por ejemplo, la VSG se puede solicitar cuando se sospecha que una artritis puede ser la responsable de dolor e inflamación articular, o cuando se piensa que algunos síntomas y signos gastrointestinales pueden ser ocasionados por una enfermedad inflamatoria intestinal.

El médico suele solicitar la VSG (junto con otras pruebas) en la evaluación de un individuo que presente síntomas o signos sugerentes de polimialgia reumática, vasculitis sistémica o arteritis de la temporal, como dolores de cabeza, de la nuca o de hombros, dolores pélvicos, anemia, pérdida de peso sin causa aparente y rigidez articular. La VSG también se solicita regularmente en la monitorización de la evolución de estas enfermedades.

Existen otras muchas situaciones que pueden ocasionar aumentos mantenidos o transitorios de la VSG.

Antes de proceder a un estudio extensivo de la enfermedad, al médico le puede interesar repetir la VSG al cabo de un  tiempo.

[Volver]

¿Qué significa el resultado?
NOTA: No es posible indicar un intervalo de referencia estándar para este análisis. Dado que los valores de referencia dependen de muchos factores, incluyendo la edad del paciente, el sexo, las características de la población y el método utilizado, los resultados numéricos de los análisis tienen diferentes interpretaciones en distintos laboratorios. El informe de su laboratorio debe incluir el intervalo de referencia específico para sus análisis. Lab Tests Online recomienda encarecidamente que usted comente los resultados obtenidos con su médico. Para más información concerniente a los intervalos de referencia, lea por favor Intervalos de Referencia y su Significado.

El resultado de la determinación de la velocidad de sedimentación glubular (VSG) se expresa como milímetros de plasma transparente que quedan en la parte superior de un tubo de ensayo después de que haya transcurrido una hora.

Como la VSG es una marcador inespecífico de inflamación y se afecta por otras circunstancias, los resultados deben interpretarse junto a los hallazgos clínicos que el médico haya observado, la historia clínica de la persona y junto con los resultados de otras pruebas de laboratorio. Si la VSG y los hallazgos clínicos concuerdan, es posible que el médico pueda confirmar o descartar el diagnóstico sospechado.

Una elevación aislada de VSG, sin síntomas ni signos de una enfermedad específica, no acostumbran a proporcionar al médico información suficiente para tomar una decisión médica. Además, un resultado normal de VSG no permite asegurar que no existe inflamación o enfermedad.

Se observan aumentos moderados de la VSG en inflamación pero también en anemias, infecciones, durante el embarazo y en ancianos.

Una VSG muy elevada tiene normalmente una causa obvia, como una infección grave, una polimialgia reumática o una arteritis de la temporal. El médico utilizará otras pruebas adicionales, como por ejemplo un hemocultivo, en función de los síntomas del individuo. Personas con mieloma múltiple o con macroglobulinemia de Waldenstrom (tumores que producen grandes cantidades de inmunoglobulinas) presentan característicamente una VSG muy elevada, aunque no tengan inflamación.

Un incremento de la VSG puede estar indicando un aumento de la inflamación o una baja respuesta al tratamiento; una disminución de la VSG puede estar indicando una buena respuesta al tratamiento.

[Volver]

¿Hay algo más que debería saber?
Algunas situaciones pueden provocar una inhibición de la sedimentación de los hematíes, como por ejemplo una elevación del recuento de hematíes (policitemia) o del recuento de leucocitos (leucocitosis) si es muy significativa, y algunas alteraciones proteicas. Anomalías en la morfología celular (como sucede en las células falciformes en la anemia falciforme) también pueden hacer disminuir la VSG.

Tanto la VSG como la proteína C reactiva (PCR) son marcadores de inflamación. Normalmente, la VSG no se modifica tan rápidamente como lo hace la PCR, ni al inicio de la inflamación ni a medida que ésta desaparece. La PCR no se ve afectada por tantos factores como la VSG y por este motivo es un mejor marcador de inflamación. No obstante, debido a que la VSG es una prueba fácilmente realizable, son muchos los médicos que todavía utilizan la VSG como prueba inicial ante la sospecha de inflamación.

Es característico que la VSG esté elevada por presencia de dos tipos de proteínas, globulinas o fibrinógeno. Se puede solicitar la medida del fibrinógeno (una proteína de la coagulación que también es un marcador de inflamación) y una electroforesis de proteínas séricas, para determinar cual de los dos (o ambos) es responsable del aumento de la VSG.

Las mujeres tienden a tener valores más elevados de VSG y tanto la menstruación como el embarazo pueden originar aumentos transitorios.

En niños, la VSG se puede solicitar para diagnosticar y monitorizar la artritis reumatoide o la enfermedad de Kawasaki.

Fármacos como el dextrano, metildopa, anticonceptivos orales, penicilamina, procainamida, teofilina y vitamina A pueden aumentar la VSG, mientras que la aspirina, la quinina y los corticoides pueden disminuirla.

Existe un método rápido comercializado que permite obtener un resultado en 4 minutos, por centrifugación, y que puede estar disponible en áreas de urgencias.

[Volver]


Este artículo fue modificado por última vez 11.09.2014